evolucion de vegeta

La Increíble Evolución de Vegeta en Dragon Ball

Vegeta, el príncipe Saiyan. Un personaje mítico que desde que apareció se ganó todo nuestro respeto, pero, ¿ha logrado evolucionar a lo largo de todo este tiempo y se ha convertido en un personaje aún más excelente de lo que ya era? Vamos a verlo

LOS INICIOS DE VEGETA Y SU PERSONALIDAD

Desde que apareció en el capítulo 5 de Dragon Ball Z es considerado por muchos uno de los mejores personajes, sino el mejor de todo Dragon Ball. Y sinceramente, yo estoy entre los que piensan esto. Vegeta no es el héroe de la serie y tampoco le hace falta serlo. Es uno de los personajes que más ha evolucionado en el transcurso de la serie, cambiando de bandos entre el bien y el mal unas cuantas veces. La mayor parte de los personajes principales de Dragon Ball pertenecen a un bando bien marcado: o es un personaje bueno o es un terrible villano. Pero Vegeta no es así de simple, Vegeta representa a la perfección la dicotomía entre el bien y el mal en el universo de Dragon Ball. Pero vayamos por orden. Para analizar en profundidad a Vegeta vamos a comenzar por el principio de todo hasta llegar a la actualidad con Dragon Ball Super para tener una conclusión fundamentada y lógica del asunto.

VEGETA EN DRAGON BALL Z

La primera impresión que tuvimos de Vegeta en la saga Saiyan era la del típico de villano: plano, lleno de clichés y mal carácter. Durante esta saga Vegeta no destaca por ser un personaje muy profundo, estamos ante un personaje genérico, de hecho, si no hubiera vuelto a aparecer habría pasado sin pena ni gloria como pasó con otros Saiyans como Raditz o Nappa.  Pero no fue así. Vegeta escondía una motivación y trasfondo increíble que gradualmente, saga tras saga, se ha ido desvelando.

VEGETA EN LA SAGA DE FREEZER

A partir de la saga de Freezer fuimos conociendo más y más de Vegeta. En esta saga conocimos al villano más conocido y representativo de Dragon Ball, Freezer. Villanos como este solo conocen la maldad y no hay donde encontrar ni una pizca de bondad. Pero a partir de este momento, Vegeta marca la diferencia. Sigue representando el papel de villano y una de sus principales características de su fuerte personalidad: el orgullo y vanidad, que en parte son influencias de su raza. Sin embargo, comienza a mostrar que posee un enorme corazón que derrocha bondad, aunque él quiera demostrar que no es así. Un ejemplo muy gráfico de esto es cuando Vegeta, tras ser derrotado por Freezer, acepta sus verdaderos sentimientos y reconoce el dolor que tiene por la destrucción de su Planeta y los suyos y mientras agoniza, llora y suplica a Goku, ese Saiyan de clase baja que tanto odiaba, que derrote a Freezer. Aunque esto no justifica todo lo malo que hizo en el pasado, ayuda a entender en cierta manera que toda esa maldad e ira que posee Vegeta era simplemente un escudo protector para esconder todo el dolor que llevaba encima. Esto es una de las cosas que más me gusta de Vegeta y su desarrollo como personaje porque lo podemos extrapolar a nuestra vida real porque para ninguno de nosotros esto es algo nuevo. Constantemente estamos entre el bien y el mal. Unos días somos amables, bondadosos y transmitimos buena onda con todo aquel que se nos acerca, pero luego están todas esas veces en las que nos dejamos llevar por no muy buenos actos. Así es el caso de Vegeta y quizás esto es uno de los grandes motivos por el que Vegeta suele ser uno de los personajes favoritos de la serie, porque es fácil sentirse identificado con él. Y evidentemente todo esto que he contado hace un momento se vio todavía más influido por las amistades que fue creando en la Tierra y sobre todo con el lazo amoroso que entabla con Bulma tras el final de la saga de Freezer cuando regresan todos al Planeta Tierra, que acabaría siendo su nuevo hogar, a pesar de que en primera instancia vino a destruirlo junto a todos sus habitantes. Las vueltas que da la vida.

VEGETA EN LA SAGA DE CELL/CÉLULA

Tras la saga de Freezer, llegó la de Cell, donde Vegeta siguió evolucionando y desarrollándose aún más como personaje. Debido a su frustración por reconocer su límite y ver que fue superado nuevamente por Goku, durante esta saga, su dedicación al entrenamiento es absoluta logrando alcanzar el Super Saiyan. Esta transformación hizo que Vegeta diera un paso más en su evolución y se convirtiera en un personaje todavía más interesante ya que le permitió expandir aún más su historia de crecimiento individual. Aquí Vegeta nos enseñó que siempre hay que luchar por las metas. Hizo lo imposible por alcanzar el Super Saiyan. Mientras que a Goku realmente le llegó por la casualidad de la muerte de Krillin, no lo buscaba ni lo trabajó realmente, mientras que Vegeta sí que la trabajó. Y no le vale solo con esto, después de su derrota ante la Androide 18 debido a su orgullo, porque se lanza a los androides flipándose y acaba como acabó por bobo, sigue entrenando para seguir creciendo. Pero Vegeta y las humillaciones suelen ir de la mano por desgracia y siempre es derrotado. Pero a pesar de todo eso, en esta saga vemos otro avance en la personalidad de Vegeta. Antes de que Gohan lanzara su ataque final a Cell, Vegeta acepta los errores que ha cometido, entorpeciendo y retrasando la victoria y pide disculpas a Gohan. Es decir, Vegeta vuelve a dar un paso comprendiendo que su arrogancia se llevó lo mejor de sí y casi causa la destrucción de la Tierra y de él mismo básicamente.

VEGETA EN LA SAGA DE MAJIN BUU

Después de todo esto pasarían 7 años, hasta llegar a la saga de Buu. Esta es la saga en la cual Vegeta muestra más desarrollo como personaje. Hay que tener presente muchas cosas aquí. Vegeta venía de dos derrotas y golpeado por su orgullo, aceptando sus sentimientos y rehaciendo una vida más humana y pacífica junto a Bulma y su hijo Trunks por lo que su arrogancia, orgullo e ira típica de los Saiyans se había ido diluyendo, sin embargo, dentro de él todo esto seguía presente, todavía desea superar a Goku y ser aquel príncipe despiadado del pasado. Esto es lo que provoca que Vegeta tenga una especie de “regresión” en su desarrollo como personaje, al dejarse controlar por Babidi y sacando a la luz de nuevo su verdadero ser liberando nuevamente la maldad que existe dentro de él, dejándose consumir por la avaricia de querer ser más que Goku. Pero a pesar de todo esto, volvemos a ver un desarrollo tanto emocional como mental que básicamente en ningún otro personaje sucede. Vegeta venía de unos años donde había aceptado dejar de lado su orgullo, estaba aburrido, cansado, insatisfecho con su vida actual, cuestionándose constantemente su pasado y él no quería eso, quería ser un guerrero orgulloso y poderoso de ahí que se deje controlar por Babidi y se desafía a él mismo. Pero tras todo esto, su enfrentamiento con Goku y darse cuenta que el futuro de la Tierra y sus seres queridos peligraba, Majin Vegeta se da cuenta que estos pensamientos son innecesarios y vuelve a ese ser que había construido durante estos años, llegando incluso a sacrificarse para proteger todo lo que él quería y admitiendo que Goku es el número 1 y que aceptar esto no está mal. Si miramos atrás esto era imposible, algo que nos demuestra el brutal desarrollo que hay en la personalidad de Vegeta. Esta saga es simplemente brutal para su desarrollo como personaje. Vegeta se encontró con sus mejores y peores momentos, convirtiéndose en una persona totalmente diferente a la que una vez fue, y esto se vio culminado en el final de esta saga cuando realizó el deseo de revivir a todos los muertos a causa de Majin Buu, pensando en revivir a todos los que mató él mismo en el Torneo y excluyendo a los malvados y esto no es casualidad. Enmma Daio contó que Vegeta había sido juzgado previamente como un ser malvado, pero entonces, ¿cómo fue resucitado? Se puede decir que fue resucitado porque su intención de salvar el universo y aceptar su muerte derrocha una señal de arrepentimiento. En resumen, Vegeta terminó Dragon Ball Z entendiendo que lo importante es superarse a uno mismo y no superando al resto y su verdadera razón para luchar no es para alimentar su ira y ego sino para proteger a los suyos.

VEGETA EN DRAGON BALL SUPER

Ahora llegamos a Dragon Ball Super y al tema principal de este vídeo realmente, porque, ahora vamos a hablar de lo que realmente he venido a hablar, a si todo continua por buen camino o todo se ha ido a la mierda. Pues… a diferencia de muchos, creo que todo sigue un correcto camino. Si analizamos detenidamente, siendo objetivos y sin cegarnos por querer ver siempre a Vegeta en plena acción y derrochando orgullo, el desarrollo de Vegeta es esplendido. El inicio de Super es muy criticado sobre todo por el famoso baile del Bingo donde Vegeta se deja ridiculizar, pero si lo analizamos bien, ¿por qué lo criticamos? Si tenemos en cuenta todo lo que hemos visto con anterioridad y el desarrollo de Vegeta esto cobra mucho sentido. En el pasado por su excesivo orgullo puso en peligro su vida y la de los suyos y lo entendió. Ahora llega Beerus, una amenaza enorme y él mismo sabe de primera mano que puede ocurrir con este gatito por lo que su comportamiento ante él para protegerse a él mismo y los suyos es válido y coherente. Ok, no nos gusta verle así, pero tiene todo el sentido del mundo y más con todo su desarrollo de personalidad previo. Demuestra que Vegeta aprendió de todos sus errores. Y esto no encierra a Vegeta en un ser ridículo y bobo, no. Con la saga de Buu, la personalidad de Vegeta quedó más definida que nunca y en Super siguen definiendo aún más todo. Vegeta sigue siendo bastante competitivo y jamás se da por vencido para superar a Goku. Y justamente esto último podemos verlo en las nuevas sagas, sobre todo en la de Granola. En el pasado Vegeta quería igualar a Goku pero ahora ha entendido que ambos llevan recorridos diferentes y por ello no se lanza a entrenar para lograr el ultra Instinto por ejemplo, sino el Ultra Ego, diferenciando así caminos, Goku el camino de los ángeles y él el de los dioses de la destrucción. Y no solo el tema del entrenamiento y alcanzar a Goku. Vegeta tiene un código de honor y de nuevo lo demuestra con Granola. A Granola lo engañaron toda su vida y Vegeta sabe de primera mano como se siente eso, toda su raza lo vivió. Ahora cuando Granola ha sido derrotado y tenía la habichuela mágica para comérsela y ser el héroe y llevarse los méritos de todo inflando así su ego y orgullo, decide dejar eso a un lado y entiende que Granola es quien tiene que encargarse de la situación y llevar a cabo su venganza personal.

En serio, ¿hay alguien que crea que Vegeta ha sido destruido como personaje? Es un personajazo y cada vez más, en Super no para de sacársela y cada vez tiene más desarrollo y protagonismo y lo que falta todavía por ver…

VEGETA, UNO DE LOS MEJORES PERSONAJES DE DRAGON BALL

En definitiva. Hay quienes dicen que Toriyama odia a Vegeta y que por ello no ha dejado de ridiculizarlo desde que fue visto por primera vez, pero sinceramente, junto a Piccolo ha sido el único personaje que ha tenido un desarrollo real y natural a lo largo de todo Dragon Ball, convirtiéndose en uno de los mejores personajes de Dragon Ball, sino el mejor. Comenzó siendo el típico villano sin más y ha acabado siendo, sin exagerar, el mejor personaje de Dragon Ball.

Y nada más malditos insectos, si os ha gustado este vídeo dejaros un buen like y suscribiros al canal si todavía no lo estáis. ¡Nos vemos en el próximo vídeo!

Carrito de compra

¡APROVECHA EL ENVÍO GRATIS A ESPAÑA PENINSULAR!

X